ESCTimes

NOTICIAS

Antonio Páez, jurado español en el ESC’79: “Llamaron de Presidencia para decir que votásemos por Israel”

Antonio Páez, jurado español en el ESC’79: “Llamaron de Presidencia para decir que votásemos por Israel”
Abril 07
16:18 2017

Se han escrito ríos de tinta acerca de uno de los grandes interrogantes de España en Eurovisión y es si el jurado español en la edición de 1979 actuó limpiamente otorgando los puntos a Israel y con ello dejando sin la tercera victoria a España o fue condicionada con el fin de evitar que TVE organizase un Festival que ya entonces tenía un coste muy alto. Pero hasta ahora ninguno de los miembros de aquel jurado se había pronunciado al respecto y ha sido el atleta Antonio Páez, campeón de Europa en los 800 indoor en 1979 y 1981 y subcampeón en 1980, quien ha roto el silencio.

Fue hace unos días en el programa de RNE “Esto me suena: Las tardes con Ciudadano García” cuando el ex-atleta y actual entrenador de tenis Antonio Páez (en la foto con el dorsal 158 durante los JJ.OO. de Moscú’80), llamó al programa para confirmar lo que según él fue “totalmente un fraude”. “Como acababa de ganar el europeo en 800 me llamaron para ser jurado en aquel Festival. Llamaron desde Presidencia del Gobierno para decirnos que si no votábamos a ese país (Israel) íbamos a ganar”. La razón que según Páez esgrimieron desde Presidencia del Gobierno es que “por presupuesto no se podía organizar el Festival”.

El presentador del espacio, José Antonio García, recordó que Israel de todos modos estaba entre las grandes favoritas y que votar por ella tampoco era sospechoso. Páez añadió que “aparte es que no podíamos votar nosotros, era el portavoz quien emitía el voto” poniendo así en duda que Manuel Almendros, portavoz, diese la puntuación real del jurado español.

 

 

Esta es pues, la primera vez que uno de los miembros de aquel jurado que habla abiertamente del supuesto “tongo” que habrían ejecutado en el Festival de 1979 con el fin de que España no ganase y se viera con el compromiso de organizar la edición de 1980. Curioso es que Israel rechazó volver a organizar el ESC por lo que TVE recibió la propuesta oficial de la EBU que, naturalmente, fue rechazada al igual que Francia que acabó tercera y ya había organizado el del año anterior.

Alemania e Irlanda también rechazaron hacerse cargo abriendo así una importante crisis en el Festival que se agravó cuando la BBC, comodín habitual en estos casos, también descartó la posibilidad llegando a dejar la celebración de aquel ESC pendiendo de un hilo. Finalmente, y a última hora, fue la televisión holandesa, 12ª clasificada en el Festival de 1979, quien se encargó de la organización y producción en 1980 en la que está considerada una de las peores ediciones técnica y musicalmente de la Historia.

Eurovisión 1979: ¿Hidalguía española o autoboicot?

El final de votación en Jerusalem’79 es uno de los momentos más recordados de la historia del Festival de Eurovisión: A lo largo de una muy disputada votación, la favorita Francia, la anfitriona Israel y la sorprendente España fueron liderando la clasificación en diferentes etapas. Hasta la mitad de la votación los israelitas lideraron con cierta holgura pero se vieron sorpassados por una Betty Missiego on fire que veía la oportunidad de devolver a España el triunfo en un Festival que se le resistía desde hacía 10 años.

En la recta final de la votación España se mostraba imbatible en lo más alto de la tabla y parecía dibujarse ese tercer oro para TVE en el ESC hasta que Israel, en un espectacular sprint final, consigue recuperar el primer puesto a falta de dos países por votar. Los puntos austriacos devuelven a Betty Missiego el liderato aunque con solo un punto de ventaja sobre los hebreos y con un problema: El último jurado en dar sus puntos es precisamente el español por lo que la peruana ya no podía aspirar a más de los 116 puntos conseguidos mientras que a Israel y sus 115 puntos solo le bastaba un punto para ganar puesto que al conseguir más doces que su rival le favorecía el empate.

Existían varias opciones que rondaban en el pensamiento europeo en el instante previo de la votación española: Actuaba el jurado limpiamente y daba los puntos previstos aunque le apartase de la victoria, manipulaba el veredicto como ya hiciera el jurado noruego para facilitar la victoria de Dinamarca en 1963 o la que quizás sería más inverosímil de todas que era la del “autoboicot” en la que se evitara a toda costa que España ganase. El jurado español estuvo formado por la funcionaria María del Carmen Díaz, la psicóloga Fuencis García, la azafata Felisa Olasagarre, el actor Fernando Sancho, el modelo Adolfo Arlés, el director de escuela de vela Antonio Romero, las estudiantes Rosa María Sambola y Constanza Valverde, el atleta Antonio Páez, la decoradora Lina Traspaderne y la enfermera Alicia Puerto.

Y llegó el momento de la verdad cuando Manuel Almendros era llamado por la presentadora del Festival para hacer público el veredicto español. Tras dar 6 puntos a Portugal, 8 a Italia, 4 a Dinamarca, 2 a Mónaco, 7 a Grecia y el 12 a Alemania, los peores presagios para los espectadores españoles se hizo realidad: Israel recibía 10 puntos y con ello la segunda victoria consecutiva en el Festival de Eurovisión lo cual fue un escándalo que retumbó la sociedad española en aquella primavera de 1979.

Las reacciones en la prensa no se hicieron esperar y algunas de ellas relacionaron aquel episodio con la transición a la democracia en la que estaba metida España con una constitución recién aprobada solo 6 meses antes y con la cual pretendía devolver a España a una Europa a la que había dado la espalda en las últimas décadas.

Pepe Domingo Castaño, entonces uno de los locutores estrella de Los 40 Principales, criticó duramente a TVE en un artículo para la revista ¡Hola!: “En aras de una justicia muy sui generis que los países nunca han tenido con nosotros, ni tendrían en oportunidad idéntica, y echamos por la borda un triunfo que podría haber sido espectacular. Lo de Eurovisión no tiene nombre.” El gallego se preguntaba qué habría pasado si el lugar de España lo hubiese ocupado otros países: “Qué habría hecho el jurado inglés o el francés si esto les ocurriera? Nosotros, como somos muy democráticos, como somos muy justos y como no nos dejamos llevar de partidismos de ningún tipo, le robamos el triunfo a Betty Missiego, porque estamos en deuda con Europa. Quijotes es lo que somos. A saber qué hubieran hecho los demás en una situación como la nuestra.”

El eterno José Luis Uribarri, entonces director del programa Aplauso, en otro artículo publicado el mismo día y en el mismo medio que Castaño, ¡Hola!, defendía el “juego limpio” del jurado español: “Fue un brillante gesto de relaciones públicas ante toda Europa, esa misma Europa del Mercado Común a quienes habríamos decepcionado con otra actitud, en unos momentos en que nos va abriendo sus puertas otrora tan cerradas.”, palabras que también coincidían con que aquello favorecía a la imagen internacional de la recién nacida democracia española.

En la calle, en cambio, surgió la teoría del autoboicot de TVE a su propia victoria en Eurovisión con el fin de no organizar el  Festival de 1980, en un momento en que una aguda crisis económica no garantizaba la viabilidad de la organización de un evento que, no solo ahora, siempre ha sido una de las producciones televisivas más caras del mundo. Además, a todo ello se sumaba que España ya se había asegurado la organización de la Copa del Mundo de Fútbol de 1982 por lo que no le era necesario otro gran evento internacional para dar a conocer al mundo su democrático giro.

El propio José Luis Uribarri, presente como miembro de la delegación española en Jerusalem, en el mismo artículo para ¡Hola!, quiso disipar esas teorías: “Que nadie, léanlo bien, QUE NADIE, repito, piense que fue una mal entendida cicatería de TVE por “no querer gastar dinero el año que viene”; no, amigo lector. El Festival de Eurovisión no es excesivamente caro y TVE había ido a ganar y con ánimo de traerse el premio. Sin embargo, la ética de un jurado que se había pronunciado con seis votos a favor de Israel y la actitud del encargado de ese jurado en Prado del Rey, no podían ni debían alterar el resultado.”. Resulta curioso que Uribarri errase en los votos concedidos a Israel.

Miguel de los Santos, comentarista del Festival en aquel año ’79, en una entrevista para Eurovision-Spain en marzo de 2009 defendió la teoría del autoboicot: “En realidad Betty fue la ganadora. Bastaba con que el jurado español no hubiera dado la máxima puntuación a la canción israelí (Hallelujah) para que la española se hubiera alzado con el triunfo. Mi impresión es que TVE no quiso ganar esa edición del festival para no verse obligada a organizarla el año siguiente.”

Fuente: RNE/¡Hola!/Eurovision-Spain/Juradoeurovision.blogspot.es

 

 

ESCTimes Foro

About Author

José Antonio Ayala

José Antonio Ayala

Nacido en las vísperas de los JJ.OO. de Barcelona. Periodista musical y locutor de radio. Amante de la música en todas sus formas y Eurovisión es la más pasional de todas. Eurofan desde Copenhague 2001

Related Articles

Radio ESCTimes

App Radio ESCTimes

Get it on Google Play
Enter your username

ESCTimes Social

Agenda ESCTimes


Podcast Radio ESCTimes

Estadísticas

  • 1.400
  • 2.557
  • 25.454
  • 245.738
  • 1.222.762
  • 2.603.860
  • 1.385
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar