ESCTimes

NOTICIAS

 Breaking News

Eurovisión 2015: Pronóstico de la Primera Semifinal

Eurovisión 2015: Pronóstico de la Primera Semifinal
Mayo 04
20:42 2015

Se cumple entre los días 19, 21 y 23 de mayo de 2015 la Edición número 60 del Festival de Eurovisión. Nació el 24 de mayo de 1956 con 7 países y ahora estamos en 40 con la incorporación de tierras más allá, con las antípodas. Debuta Australia, un país que desde 1983 ya venía retransmitiendo el show con gran afición en Oceanía. Eurovisión se hace global y traspasa continentes como ya hizo en 1973 con la incorporación de Israel, Turquía en 1975 y Marruecos en 1980. Lo de Marruecos sólo fue ese año, pero ahí están y parecen interesados en próximas ediciones como muchos países del Magreb y Próximo Oriente. Eurovisión crece y el interés se multiplica. Lo de si esta tendencia es buena o mala forma parte de otro debate, pero el tiempo lo dirá.

2015 tiene como sede Viena, como en 1967. Aquel año, en la undécima edición España salió con Raphael y “Hablemos del amor” y fuimos sextos, ganando el Reino Unido por primera vez de sus cinco victorias actuales. Las marionetas en la cuerda de Sandie Shaw arrasaron en los votos. Pero ¿quién arrasará en los votos este año? No está tan claro como en 1967, es más, no hay un tema que destaque demasiado como para dar por sabido ya el posible primer puesto. Hay varios favoritos en las casas de apuestas, que a veces coinciden, otras no, Italia, Rusia, Israel, Australia, Suecia para los muy eurofans de los OGAES como viene siendo habitual y hasta Finlandia, pero en fin, son sólo apuestas, como los pronósticos personales hay que ponerlos en cuarentena ya que son sólo eso, opiniones y tendencias.

Este año quiero hacer mis pronósticos también, como en otras ocasiones y por eso destaco diez temas de cada Final y tres de los que están ya en la Final por derecho, por ser Big Five (Italia, España, Reino Unido, Francia y Alemania), el anfitrión Austria y el invitado de honor que debuta, Australia.

En líneas generales el show tiene mejores voces que canciones y una tendencia general a mantener el gusto por las canciones que beben de otros estilos, como de otros tiempos, con un acusado sabor a melodías ya escuchadas fuera y dentro del Festival. Creo que en música ya está todo inventado y sólo hay que ir renovando con las bases de antes. La revolución musical sigue estancada y más en Eurovisión que desde hace unos años tiende más al espectáculo teatral y de imagen llena de postureos gratuitos o intencionados que a ser como nació, un Festival de canciones. Y es que claro, los tiempos avanzan y ese reinvento año a año le ha hecho perdurar como uno de los programas de televisión más viejos del mundo, sino el más viejo. El macro show es espectacular, las canciones son el leit motiv, pero no el todo ya que el continente supera al contenido. Con todos hay países que no reniegan de lo sencillo marcando estilo dejando bien sentada la base musical por encima del show, aunque estemos hablando de un espectáculo de televisión. La inmediatez de las redes sociales nos quita el efecto sorpresa de antaño y se pierde emoción, nos lo sabemos todo de pe a pa y los titulares previos queman los medios. Pero como gracias a Dios es un programa en directo, el día del examen final son los números a viva voz y ahí se la juegan todos los artistas en liza, sean de “primera, segunda o tercera división”. Aquí no se parten peras, una estrella se puede dar el batacazo y un conocido en su casa a la hora de cenar puede ganar si hace un numerazo.

Prefiero hacer un general de cada tema por semifinal destacando lo que me gusta y no me gusta y dando una nota. Esas notas (entre 1 y 10, nadie merece un cero) que tanto gustan para mis amigos estadísticos eurovisivos que tanto aman el número y las sumas y que también son el símbolo que todo se determina de una manera un pelín profe mala o buena, según se vea. El 19 de mayo abre el show Moldavia con un tema pop dance con gancho ideal para los muy jóvenes. Suena al estilo nórdico mil veces visto y ya planteado en otras ocasiones. A mi me aporta poco pero sé que el chico hará un show aparente con una buena coreografía y una puesta en escena de empaque aunque su estribillo sea muy repetitivo. Mi nota es un 5 y creo que debería pasar a la Final por ser una canción por lo menos “divertida”.

Los armenios Genealogy nos traen un tema notable, con un conjunto vocal muy bueno con un claro estilo de musical o banda sonora, como muchas delegaciones este año. Tienen excelentes voces. La canción es muy elegante con variaciones muy interesantes y cortes atractivos que van in crescendo. Busca las fórmulas “ideales” para impactar en Eurovisión con esas maneras tan clásicas y edulcoradas de moda en el show desde siempre como canción al uso. Como el tema me parece agradable y dan ganas de eschucharlo más veces, le doy un 7 y sí debería pasar a la Final.

El belga Loïc figura entre los favoritos según algunas casas de apuestas. Desde luego que el chico es el típico ídolo para adolescentes enfervorizadas. Su canción es moderna y el chico canta muy bien, arriesga en la voz y es muy resolutivo ante la cámara, vamos es muy atractivo. Es un tema estiloso pop con muy buenos arreglos musicales en percusión. Tiene un “rap… rap up tonight” sumamente pegadizo. No es una canción por lo que yo daría un duro porque mi época adolescente ya pasó, uy y tanto que pasó, y como tiendo a ser muy antigua pues no necesito que esté este chaval en la Final por mi parte, aunque seguro que lo estará. Mi nota es un 5.

El año pasado los Países Bajos debieron ganar por calidad sin alardes de nada. Siguen en la tónica de la calidad y para Viena nos llega una mujer con una preciosa voz, Trijntje Oosterhuis, una de las mejores voces femeninas de este año. Si a eso se une una propuesta melódica de calidad tenemos una buena fórmula para destacar. Con todo estos temas necesitan verse en directo ya que muchas canciones en versión estudio son una joyita, pero los directos puede ser arriesgados. En este caso el directo será bueno ya que lo ha demostrado en alguna actuación en la que la hemos visto. Aprecio que no haya estridencias y sin llegar a la soberbia canción de 2014 yo la mantengo como una de mis favoritas de esta semifinal. Le doy un 8 y deberá estar en la Final, sino es así nos hemos vuelto todos sordos. Miedo me da el televoto, lo advierto todos los años.

El titular será que por Finlandia van unos chicos con Síndrome de Down ha dado a esta canción una mención especial por aquello de la superación de los individuos ante la dificultades. Y me parece una buena iniciativa en general, para la vida, a diario, en la lucha laboral, ante todo tipo de barreras que la sociedad pone a las personas con particularidades especiales. Pero, ¿Eurovisión es eso? Jugamos con ventaja que se verá reflejada en el televoto por el falso gesto del sentimentalismo. El grupo masculino finés cantan una canción de pretendido heavy metal, pero suena muy mal, es una canción muy fea, no atrae nada y estás deseando que desaparezca el “ruido” porque no estamos hablando de música en esta ocasión. Y figura entre las favoritas de este año, aunque esta pretendida canción de los Pertti Kurikan Nimipäivät no es más que un deseo de intenciones, apartado de la idea musical con la que nació este show. Esa peligrosa tendencia de lo extramusical, de la condición personal por encima de la música está siendo muy habitual y pasaremos de Eurovisión a un puro reality de los miles que hay por las televisiones del mundo y con el que para nada estoy de acuerdo. Y con esto quiero desear en la vida de estos chicos, como de todos los demás participantes la mejor de las suertes, pero no me gustaría verlos en la Final por el voto de “la pena” y no por su valía que no dudo que la tienen, pero no en el mundo de la música. Mi nota es un 1.

El tema de Grecia se queda muy a medio gas en una balada al uso con una chica eurovisiva de manual por antonomasia con ventilador incluido. No aporta mucho entre tantas canciones del estilo, aburre a las ovejas por ser tan previsible, correcta pero copia cien mil de otras canciones a lo Dion o de la década de 2000. Maria Elena tiene que arriesgar poco por la canción al más estilo anglosajón le viene dada a su personalidad de la sosanguería plena. No creo que deba estar en la Final y más habiendo temas mejores que puedan verse sacrificados. Mi nota a este rollo a lo peli de James Bond al uso es un 4.

Estonia baja el nivel de este año con una canción titulada “Goodbye to Yesterday” pues eso, goodbye de la Final porque hijos míos este dúo mixto tan predecible de los muchos que pululan este año siguiendo la estela de Common Linnets, Dios les coja confesados, son una canción muy regulera y que encima ellos cantan bastante mal. En concreto ella, la chica, Elina Born y él Stig Rästa no se le oye nada, es tan flojito que da hasta miedo. Mi nota es un 3 y fin de la cita.

La balada de la República de Macedonia es otro baladón muy aburrido del estilo americano anglosajón te deja muy fría. No me motiva en absoluto ni por la melodía ni por la voz de este canto al otoño, “Autumn Leaves”. Pues eso, otoño en primavera, no me apetece para nada. Sin ser un tema desagradable es un himno muy prescindible con todos los topicazos de los himnos eurovisivos de todos los tiempos más que vistos y machacados, de menos a más y estribillo de encender el mechero para dormirnos ya del todo. En pos de otros temas mejores, esta canción se puede quedar en la semi. Mi nota es un 4 porque ni fu ni fa, ni chicha ni limoná.

La contundente cantante serbia Bojana Stamenov, una de las más vistosas de este año por su indumentaria tan folclórica, eso le aportará votos, o no, aquí nunca se sabe. En estos casos las licencias que se permiten y ven geniales en unos cantantes son criticadas en otros, que si friki, que tal y cual. Puede inducir al error, en este caso Bojana canta un rato bien. Es una mujer muy joven, tiene 28 años pero aparenta más, es como una Chiara serbia más coloreada en el vestir. Su vozarrón es tremendo, canta blues, jazz y soul y es una novedad en su país desde hace bien poco tiempo. Necesita el empujón que le está dando el Festival. El tema sobre la belleza que nunca muere suena a tema de los años noventa. Es una canción que empieza de una manera y pasa al pop dance discotequero con un toque a naftalina sin comerlo ni beberlo. Veremos el directo que le montan a la pobre, me temo lo peor y que quede en el cirquito de la noche. A mi me parece que por la voz y su show debe estar en la Final. Mi nota es un 6.

Por fin llegamos a otra delicia de canción, a la búsqueda de lo bueno sin pasar por el cirquito de turno, la coreografía desmesurada e indagando en sólo la belleza de la música, la voz y la melodía coral. Ya el inicio de guitarra pone los pelos de punta. El tema de Hungría es una especie de folk country que nos recuerda por sus delicados sonidos, salvando las distancias, al debut de este país en Eurovisión en 1994 con Friderika. El grupo Boogie y su “Wars For Nothing” se convierte para mi gusto en la mejor canción de esta Semifinal. Este tema coral con ritmos susurrantes al principio en ascendente a lo himno con mensaje es para saborearlo en la Final sí o sí. Sé que a los jurados profesionales les gustará, no sé al gran público televotante. Veremos, espero haya quorum. Mi nota es un 9.

Cambiamos de tercio con Bielorrusia y dúo mixto, Uzari y Maimuna con un gran inicio de piano. Ellos buscan la complicidad de la balada pero yéndose al ritmo movido en el desarrollo del estribillo muy repetitivo en algunos momentos. Peca un pelín de machacona pero no acaba de molestar del todo y ante cosas más malas, esta no es de lo peor y puede estar perfectamente en la Final para mi gusto ya que los artistas no cantan mal y la instrumentación a veces resulta interesante sobre todo cuando suena el violín y el piano. Mi nota es un 5.

Rusia con Polina Gagarina es favorita de pleno, no hay para menos. No sólo canta sobradamente, lo ha demostrado ya en directos impactantes previo al Festival, sino también tiene una telegenia potente y toda la artillería puesta como la sueca del año pasado que quedó tercera. Rusia pude ganar por segunda vez con Polina, pero me da la impresión que por prejuicios geoestratégicos y de políticas internas de ese país puede quedarse en puertas de la victoria. Sería una pena que los loobys penalizasen un tema por la política despótica con algunos colectivos en su país. No soporto los abucheos gratuitos. Esta mujer no tiene nada que ver con ese contubernio, pero ya sabemos que el televoto sectorial y de colectivo específico es muy injusto con esto. Con todo la canción no es tampoco las maravillas de las maravillas, pero tal y como ella nos la presenta nos puede convencer de sobra sobre otros temas incluso mejores. Atención que Polina es una Anne-Marie David o Céline Dion en directo y sin llevar la mejor canción del Festival sí ella es una de las artistas que mejor pisa la pista y esa convicción en el escenario mueve montañas. Además el tema es muy comercial, sube y sube la voz tras un corte marcado por percusiones para acabar en apoteosis que esta mujer marcará bien con una final rotundo. Debe y estará en la Final del 23 de mayo. Mi nota es un 8.

Dinamarca nos muestra de nuevo otra canción tan del estilo danés, de ritmo fácil, pegadizo, pero muy agradable y que luego es recompensado en los votos. Los Anti Social Media que es así como se llaman los chicos, nos retrotraen a la década pasada, incluso a los noventa, porqué no. El solista canta genial, mantiene el tipo sin hacer la canción pegajosa a pesar del repetitivo estribillo. Los coros están a la altura, me encantan, son geniales. Buscan la complicidad del público con toques festivos muy de verbena danesa, pero que no están mal. Pasará a la Final, qué menos, son muy buenos. Mi nota es un 8.

Otra magnífica voz es la albanesa Elhaida Dani aunque sea un tema muy de corte anglosajón, ¿dónde quedó aquel sabor tan albanés que nos hacía tanta gracia desde su brillante debut en 2004? Albania este año nos sale más europea que nunca con una canción en inglés, como casi todos, donde se luce la voz de esta genial artista. A parte ella es muy convincente en escena, super atractiva. En Italia es súper conocida por ganar en 2013 el concurso de “La Voz” con más del 70 por ciento de los votos del público. Esperamos de esa delegación el 12 si pasa a la Final que espero que sí porque canta una rato bien y la canción es digna de una gran Final. Mi nota es un 7.

Se agradece escuchar algo que no sea en inglés. Tema delicioso y sencillo, folk, con fórmula que sorprende poco, pero no molesta por la delicia del idioma. Me encantan las canciones en rumano. Con todo utilizan la fórmula del rumano-inglés que tanta rabia me da, pero que por lo visto se hizo una moda en la que han caído casi todas las delegaciones desde 2000. Según el directo que hagan pasarán a la Final que creo que sí, no me imagino que Rumanía con Voltaj no pasen. Mi nota es un 6.

Nina Sublatti con “Warrior” es la tremenda propuesta de Georgia para cerrar el Festival. Como es sólo una opinión considero que es de la peores propuestas de este año. El tema es de un estilo chillón, prescindible, ya vista y sinceramente, si los georgianos este año pasan a la Final es que nos hemos vuelto sordos todos. Mi nota es un triste 2.

Y por tanto mi predicción de la Primera Semifinal es esta:
Hungría – 12 puntos
Países Bajos – 10 puntos
Dinamarca – 8 puntos
Rusia – 7 puntos
Albania – 6 puntos
Armenia – 5 puntos
Serbia – 4 puntos
Rumanía – 3 puntos
Bielorrusia – 2 puntos
Moldavia – 1 punto

Reyes del Amor para El Eurovision Times

ESCTimes Foro

About Author

Reyes del Amor

Reyes del Amor

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Your email address will not be published.
Required fields are marked *

Radio ESCTimes

App Radio ESCTimes

Get it on Google Play
Enter your username

ESCTimes Social

Agenda ESCTimes


Podcast Radio ESCTimes

Estadísticas

  • 763
  • 1.697
  • 13.010
  • 68.995
  • 1.282.968
  • 2.735.541
  • 1.396
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar