ESCTimes

NOTICIAS

Alejandro Abad: “Ella no es ella era la segunda de mis opciones”

Alejandro Abad: “<i>Ella no es ella</i> era la segunda de mis opciones”
agosto 05
15:50 2014

Representante de España en Eurovisión 1994. Con ‘Ella no es ella’, Alejandro Abad no cosechó el éxito esperado por TVE. Pero no se rindió, y esperaría 7 años hasta sorprender en el Festival. De la mano de David Civera, consiguió superar el reto y alzó a nuestro país al sexto puesto. También representante y compositor en el extinto Festival de la OTI, y uno de los compositores, productores e intérpretes más laureados de nuestra historia reciente. Hoy, el Eurovision Times, habla con él de todo esto y mucho más.

CARLOS SANZ: Hemos sabido que has atravesado una enfermedad este último año y que la detectaste a tiempo. Esperamos que lo hayas superado, ¿cómo estás?

ALEJANDRO ABAD: Sí, la he superado, pero conseguí gracias a una canción que me avisó y me salvó la vida, por lo que se ha transformado en la canción más importante de mi vida, y su misión de por siempre será altruista.

Hace un año y medio, una amiga que atravesaba un cáncer, que ahora ya está bien, me pidió que escribiera una canción que hablara de lo que ella estaba atravesando, y lo hice, pero dedicándosela a los médicos, personal sanitario y no sanitario, en agradecimiento a su enorme labor. Cuando la escribía pensé que debía irme a mirar, muchas cosas de las que escribo me ocurren, por lo que sin obsesionarme valoré cuál podría ser mi mayor riesgo, y éste era el sol, ya que toda la vida lo había tomado sin protección, viajes a américa en invierno español y verano allí, etc… Esa visita al dermatólogo consiguió que me descubriera un melanoma maligno, absolutamente agresivo y mortal si no lo detectas a tiempo, antes de que entre al cuerpo. Como esa gran médico me lo detectó, gracias a dios y a la vida, decidí entregarle todo a esta canción, me entregué a ella, puse todos los medios, la grabé con la Orquesta Filarmónica de Praga, el tenor Marc Sala, el personal sanitario y no sanitario del hospital de Bellvitge, los alumnos de ESART, etc…

Cuando la escribía pensé que debía irme a mirar

CS: 33 millones de unidades vendidas y más de 1.000 canciones. Son cifras impresionantes, ¿qué balance haces de tu carrera cuando echas la vista atrás?

AA: Son muchos años, empecé cantando en pubs y a 12.000 km de mi casa y con tan sólo 19 años, aunque ya tenía compuestas más de 100 canciones de mi etapa de adolescente. La suma de las ventas de mis canciones alcanzan esas cifras, aunque para mi lo más importante es haberme dedicado a lo que me apasionaba: la música.

CS: A la hora de ponerse a componer, ¿sigues un proceso o la inspiración viene sola?

AA: Ambos procesos son válidos, puedo estar todo un día trabajando y esperando una idea, salir a comprar y cuando camino por la calle o me voy a duchar me viene la idea.

CS: ¿Cuáles son tus referencias e influencias musicales?

AA: Muchos estilos, he escuchado de todo, música muy comercial y música de minorías, de todo.

CS: En tu carrera han tenido gran protagonismo los Festivales. Concretamente el Festival de la OTI y en el de Eurovisión. ¿Qué recuerdo guardas de ellos y tus experiencias?

AA: Los festivales siempre han sido el recurso de los nuevos valores, por lo que a mi me han venido muy bien, incluso el que peor me ha ido, que fue Eurovisión 1994, cometí algunos errores pero mi subconsciente no dejó de trabajar hasta conseguir volver como compositor y productor y alcanzar un 6º puesto con Dile que la quiero en 2001, la mejor posición en muchos años para España. Además esa canción fue Nº 1 y lanzó a David Civera, a quien gestioné su carrera durante 8 años, componiéndole y produciéndole todos sus éxitos como “Que la detengan”, “Bye bye” o “Rosa y espinas”, “Dile que la quiero”, “Perdóname”, entre otras, además desde mi oficina gestionamos la contratación y producción de de 700 conciertos para Civera en 8 años.

En Eurovisión 1994 cometí algunos errores

CS: Curiosamente en ambos has participado como intérprete y como compositor. En un primer momento nos centraremos en Eurovisión, ¿cómo surge tu participación con “Ella no es ella”? ¿Quedaste satisfecho con el resultado?

AA: “Ella no es ella” era la segunda  de mis opciones, presenté dos canciones y como suele pasar escogen aquella en la que no estaba tan seguro. La experiencia fue extraordinaria, lo duro fue volver a España y ver a la gente hablándome y mirándome como si me hubieran enterrado en vida, eso era duro, pero eso también es ignorancia. En Estados Unidos el fracaso es un valor añadido, es decir has fracasado porque has llegado a la carrera y lo has intentado, has aprendido de la experiencia y puedes pasar a la siguiente fase como hice yo. Sin embargo en España el fracaso es como un agujero del que nunca volverás a salir. Estamos muy equivocados y con esta actitud desperdiciamos muchas ocasiones. Sólo hay que leer los chats, los más mortiferos son los españoles.

aabadesc
 

CS: Siete años hubo que esperar para ver tu nombre de nuevo en el Festival, con “Dile que la quiero” y David Civera. Desde 2004, España no envía música latina como la que tú compusiste para Civera o como la que llevaría Ramón. ¿Crees que debe retomarse este estilo en Eurovisión?

AA: Muchas veces he dicho que a Eurovisión hay que ir con una estrategia, no a improvisar, que es lo que casi siempre hacemos. Nos emborrachamos autoconvenciéndonos que vamos a ganar y no maduramos las propuestas. A mi me fue bien con “Dile que la quiero” porque lo medí todo al milímetro, absolutamente todo. No dejé nada al azar, pero para llegar todo lo que había que hacer antes pasé por muchos fracasos que sumados se transformaron en un gran éxito.

A Eurovisión hay que ir con una estrategia, no a improvisar

CS: Mientras el Festival de Eurovisión adquiere año tras año una mayor repercusión y consolidación, el Festival de la OTI se extinguió en el año 2000. En Latinoamérica a día de hoy contamos con Festivales como Viña del Mar. ¿Te planteas volver a participar como intérprete o compositor en alguno de ellos?

AA: En ese último Festival OTI del 2000, estuve invitado de jurado. Claro que sí me lo planteo, pero necesito intérpretes buenos, responsables y comprometidos.

CS: ¿Cuál crees que es el éxito de Eurovisión? ¿Has seguido los últimos años de España en el certamen? ¿Qué te parece nuestra trayectoria?

AA: Como dije antes me parece que casi todos los años improvisamos. Entonces no le pidamos peras al olmo, ¿me entiendes?

Casi todos los años improvisamos. No pidamos peras al olmo.

CS: Desde esta web queremos transmitirte nuestra alegría tras saber que has superado una dura enfermedad. Según pudimos saber, tu último proyecto “Ahora más que nunca”,  fue hecho para una amiga que ha luchado contra el cáncer y que te ayudó a ti mismo a descubrir y luchar contra el tuyo. ¿Se ha convertido esta canción en la más importante de tu carrera? ¿De qué nos habla la canción?

AA: “Ahora más que nunca” es una canción de amor, agradecimiento y esperanza. Un himno a la vida.

CS: Recientemente has estado presente en dos programas de Mediaset España: un reportaje conducido por Jordi González sobre Kiko Rivera titulado “Así soy yo” y posteriormente en Sálvame Deluxe, por María Patiño. Recientemente hemos sabido, a través de un comunicado tuyo en tu página web, que todo ha formado parte de una ‘estrategia’ (corrígeme si me equivoco) para dar repercusión a ese proyecto musical que tanto te ha ayudado. ¿El fin justifica los medios?

AA: Claro que sí: el fin siempre justifica los medios cuando se va con la cabeza alta y sin robar a nadie, pero sobre todo cuando el fin es ayudar a otras personas que necesitan palabras de esperanza y no pedorros desafinados con 0% de vergüenza, sin talento y un morro impresionante. Me encantó usarlo para algo útil, tal vez sea lo único útil que ha hecho en su vida. A partir de aquí Kiko Rivera sólo debería darme las gracias y decir… “¡Coño, este rubio me ha dado una pista de lo que NO debo hacer en la vida!…¡Gracias rubio!”. Ojalá a todos nos lo dijeran tan claro… Y a su madre, que tiene tanto talento como intérprete, reñirle por permitir que su hijo haga el ridículo de esa forma, y también por permitir que su hijo se vaya haciendo pasar por autor y compositor de un éxito, usurpándole, presuntamente, la canción a su autor original. En España aquello de “de tal palo tal astilla” se da mucho, aprenden el oficio de mentir sin escrúpulos y van tirando porque nadie les frena: ¡Que los detengan!

El fin siempre justifica los medios cuando se va con la cabeza alta y sin robar a nadie.

CS: Algunos medios han apuntado a que tu actitud en dichos programas fue de un “histrionismo exagerado” y “una agresividad insólita” ¿Usaste comentarios tan polémicos (“Un pedo afina más que él”), para adquirir repercusión o realmente lo pensabas?

AA: Eso me salió ahí, en directo, recuerda que soy creativo, creo letras y músicas, además de producirlas. Aquella noche me lo pasé tan mal y a la vez tan bien que me salieron frases que yo mismo me sorprendo, (risas). Me encanta, cuando estoy cabreado y a la vez creativo soy un peligro, soy muy visceral. Puedo destrozar verbalmente a alguien que se lo merezca. La palabra justa en el momento adecuado.

CS: Hubo un aspecto llamativo en la noche del pasado viernes. Señalaste que Kiko Rivera era “amigo de lo ajeno”, en referencia a la polémica sobre un tema que supuestamente se habría registrado sin considerar el nombre de su verdadero autor, ¿es la realidad de Kiko Rivera un reflejo del estado de la industria musical de nuestro país?

AA: No, no es ningún reflejo de la realidad actual, simplemente estamos atravesando un vacío de talento ocasionado por la crisis y Kiko ha aparecido de forma oportunista, ayer “futbolista”, después “comentarista de TV” hoy “cantante”, mañana “vendedor de pipas”… Haga lo que haga tendrá las puertas abiertas porque arrastra audiencia, ese es su mayor talento. Tal vez si me escuchara, fuera obediente, y siguiera mis consejos a ultranza, tal vez hasta le haría un disco con varios hits. De paso le haría honesto y maduro, pero para esto tendría que entregarse durante un tiempo razonable a un proceso de cambio radical, para que el resultado sea el producto de un trabajo serio y profundo, algo verdadero, sin trampas. Hay canciones tan buenas, tan potentes, que eclipsan la calidad del intérprete, entonces no hay que engañar a nadie. En la historia de la música hay muchos casos de intérpretes mediocres cantando grandes canciones y obteniendo un éxito enorme, pero no hay, al menos con éxito, grandes interpretes cantando canciones malas.

Estamos atravesando un vacío de talento ocasionado por la crisis y Kiko ha aparecido de forma oportunista.

CS: Para finalizar, me gustaría saber cuál es tu valoración general de la música que se hace hoy día y que inunda las listas de iTunes y éxitos en nuestro país, ¿crees que hay un ascenso o un detrimento considerando la música de hoy y la de finales del siglo pasado?

AA: Bueno, yo creo que dentro de poco la música de nuestro país volverá a estar en las listas, ahora esas listas están copadas por éxitos de fuera.

CS: Alejandro Abad, muchas gracias por tu atención y por las respuestas. Esperamos que tu carrera continúe cosechando éxitos y que tu último proyecto obtenga la repercusión que esperas.

AA: Muchas gracias, os espero en mi casa que es mi web.

ESCTimes Foro

About Author

ESCTimes

ESCTimes

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Your email address will not be published.
Required fields are marked *

Radio ESCTimes

App Radio ESCTimes

Get it on Google Play
Enter your username

ESCTimes Social

Agenda ESCTimes


Podcast Radio ESCTimes

Lo más visto

Lo lamentamos. No hay nada que mostrar aún.

Estadísticas

  • 899
  • 6.802
  • 20.287
  • 79.611
  • 1.346.138
  • 2.952.356
  • 1.429
Twitter Auto Publish Powered By : XYZScripts.com

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar